Mamas tuberosas

Constituyen una malformación del desarrollo mamario. El tejido que cubre la glándula mamaria puede presentar una rigidez excesiva y esto hace que la glándula, a medida que crece, se sienta comprimida por esta piel que no se expande, teniendo entonces la tendencia a herniarse y salir por el lugar con menor resistencia, que es la fina piel del pezón. Nos encontraremos con mamas que pueden ser grandes o más habitualmente pequeñas y que presentan una serie de características: areolas grandes, herniación de la glándula a través de la areola, surco submamario alto y estrecho, sin desarrollo del polo inferior, etc.

El tratamiento de unas mamas tuberosas (forma de tubo), incluye en muchas ocasiones la modificación previa de la glándula mediante redistribución quirúrgica de la misma, eliminación del tejido areolar excedente y la colocación de unos implantes mamarios. Esta intervención es muy importante que sea realizada por un cirujano plástico cualificado y con experiencia en este tipo de deformidades pues requiere técnicas variadas y muy diferentes de las habituales para un aumento mamario. Si se practica la intervención como si se tratase de un aumento simple, sólo conseguiríamos aumentar la deformidad.

En la primera visita, evaluaremos el grado de tuberosidad de tus mamas y te explicaré la técnica quirúrgica con las correspondientes cicatrices que conlleva, y el tamaño y la forma que podremos conseguir con el procedimiento más adecuado para las características de tus mamas. Te explicaré otros pormenores de la intervención y te daré un consentimiento informado para que te lo leas en casa y anotes aquellas cosas que no entiendas o las dudas que puedan surgirte, para aclarártelas en la siguiente visita. También te explicaré cuáles son las pruebas preoperatorias necesarias para esta intervención de acuerdo a tu edad y estado de salud previo.

En la segunda visita aclararemos todas las dudas que te hayan podido surgir. Realizaremos una exhaustiva historia clínica, concretaremos la técnica quirúrgica y sus correspondientes cicatrices y estableceremos una fecha de quirófano y el hospital donde se va a llevar a cabo. Si te has realizado las pruebas preoperatorias las evaluaremos y si no, programaremos una nueva visita para cuando las tengas hechas. También te daremos instrucciones acerca de cómo prepararte para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro. Debes asegurarte de que algún familiar o acompañante pueda llevarte a casa cuando se te dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarte un par de días después de la intervención.

La corrección quirúrgica de las mamas tubulares se realiza en un quirófano y dura entre 2 y 4 horas. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. La intervención se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación.

 

Doctor Vallejo

Cirujano Plástico en Madrid

c/ Castelló 68, entreplanta

28001, Madrid, España

Telfs: +34.917812266

drvallejo@secpre.org

Cita médica